Hace 11 años que Prokart da vida al Maratón de Santiago y este 2017, con Entel como Sponsor principal, logramos congregar a más de 30 mil corredores en las calles de Santiago, quienes se lanzaron a la conquista de los 10K, 21K y 42K, esta última distancia, atravesando 8 comunas de las Región Metropolitana.

Cientos de personas salieron a las calles a alentar a los corredores, desde las 8 de la mañana, cuando se dio la primera largada, frente al Palacio de La Moneda, reluciendo el color verde agua de la polera oficial. El ganador de este eMDS fue el keniata Luka Lobuwan, quien registró 02:09:39 y, de paso, pulverizó el récord existente en Sudamérica para un maratón.  En categoría damas, la ganadora de los 42k fue la peruana Inés Melchor, con un crono de 02:34:12.

Aparte de esta magnífica marca, este año el eMDS tuvo dos grandes hitos que nacieron de la mano de Prokart: el premio Érika Olivera, al primer chileno y chilena que cruzara la meta de los 42K, y la Blue Line o Línea Azul, presente por primera vez en Chile. Se trata de un marcaje presente en los maratones más importantes del mundo que guía a los corredores en la distancia exacta de los 42 kilómetros 195 metros que mide un maratón.

Érika Olivera, destacada fondista nacional quien eligió el eMDS 2017 para despedirse de su carrera como atleta de alto rendimiento, sólo tuvo palabras de agradecimiento: “Estoy muy contenta de terminar una carrera deportiva de esta manera, agradezco a la organización del Entel Maratón de Santiago por terminar así. Estoy muy tranquila y feliz, vengo cuatro años trabajando y hoy me retiro con la sensación de que hice todo lo que me propuse”.

Para hacer posible este gran evento, se trabajó con más de 10 meses de antelación y el día del eMDS hubo 3 mil personas en terreno. Se contó con 50 toneladas de fruta para repartir entre los corredores (18 de uvas, 20 de manzanas, 5 de peras, 1 de berries y 6 de plátanos), miles de litros de agua y bebidas isotónicas, 350 guardias de seguridad, 7 pórticos de TagID para certificar los tiempos de la carrera, 9 puntos de asistencia médica en el recorrido y 8 paramédicos circulando en moto, entre tantos otros servicios dispuestos para que el evento fuera inolvidable.

Durante los circuitos, los runners pudieron disfrutar de la música de bandas en vivo dispuestas en lugares estratégicos, y gracias al Plan de Protección Canina, los perros abandonados en las zonas donde pasaba este maratón fueron capturados para seguridad de los corredores y dispuestos en caniles durante el día, recibiendo atención veterinaria, la posibilidad de ser adoptados y a todos se les instaló un chip de identificación.

Responsabilidad con el Medio Ambiente

Prokart también quiso darle un sentido ecológico al eMDS, por lo que, gracias al apoyo en gestión de residuos del departamento de Sustentabilidad de la Universidad Católica, Fundación Basura y PMA, se logró que cerca de 2,5 toneladas de residuos orgánicos se reutilizaran para hacer compost y, en el futuro, poder realizar cultivos orgánicos con él.

Además, gracias al compromiso de Engie Energía se logró establecer el total de las emisiones de CO2 del evento, teniendo en cuenta la cantidad de corredores y sus traslados, calculando un total de 489 toneladas de CO2, equivalente a 16 kilos por corredor.  Para su neutralización, se compraron bonos de carbono, que se obtienen reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la generación de energía renovable en el Parque Eólico Monte Redondo, ubicado en la comuna de Ovalle, región de Coquimbo.

Para Francisco Riquelme, Director General del evento, esta versión del eMDS contó con todos los ingredientes para ser, una vez más, La Fiesta Deportiva más grande de Chile: “Estamos muy contentos porque los corredores pudieron disfrutar de todos los servicios dispuestos especialmente para las necesidades de cada distancia y vivir esta experiencia de correr en el mejor maratón de Sudamérica”, señaló.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone